Pasos de negociación del salario en la oferta de empleo. Aumentar la remuneracion laboral

¡Bien hecho! Usted tiene la carta de oferta del trabajo que sueña en sus manos. Pero usted ve un pequeño problema técnico: el salario no se ajusta a sus expectativas por completo. Aquí es donde tiene que ser muy listo para aumentar su remuneración laboral. Si realmente quiere este trabajo, pero con un salario diferente, aquí están algunas de las tácticas de negociación que usted haría bien en conocer.

  • Espere a que la lista de candidatos se haya reducido a lo mínimo y el empleador esté convencido de que tiene que contratarlo a usted.
  • Haga pleno uso del tiempo entre la recepción de la oferta y su aceptación. Las negociaciones hechas antes de aceptar lo más probable es que terminen en la “papelera de reciclaje”.
  • Espere una cantidad decente de tiempo antes de empezar sus negociaciones.
  • Esté bien informado de su valor real (lo que usted crea valer NO es el dato).
  • No rehúya la negociación porque crea que va a ser desagradable. La mayoría de las empresas esperan eso.
  • Utilice un medio de comunicación en el que usted se sienta cómodo.
  • Pida un poco más de lo que quiere porque de todos modos no conseguirá exactamente lo que pida.
  • Si el sueldo básico es “estrictamente innegociable”, entonces trate de conseguir una mayor cantidad en otros bonos de categoría no-salariales.
  • Agregue algunos extras en su lista de deseos. Usted puede descartarlos ceremoniosamente durante la negociación con el fin de parecer flexible.
  • Recuerde que el salario no es lo único. Usted puede negociar sobre gratificaciones también.
  • No deje que olviden lo útil que será usted para la empresa.
  • Si usted ha tomado la decisión de rechazar la oferta, no haga perder el tiempo en negociaciones innecesarias.
  • No se moleste en decirle a una empresa que ya otros le han ofrecido algo mejor. ¡Simplemente le dirán que la tome!
  • El truco es conseguir la mayor parte de las peticiones de su lista y al mismo tiempo hacerlos sentir que tienen la mejor parte del trato.
  • No todos los empleadores negocian. Cuanto antes reconozca su tipo de empleador, mejor.
  • No trate de intimidarlos. ¡Eso nunca va a funcionar!
  • Espere lo peor. Si esto sucede, usted estará preparado. Si nada sucede, usted será sorprendido gratamente.
  • Sea realista. Si se trata de un trabajo que necesita de verdad, su posición es indudablemente más débil.
  • Siendo como es la naturaleza humana, más demandas pueden surgir en su mente después de haber hecho el trato. Siléncielas inmediatamente o arriésguese a perder el puesto.
  • Exija un acuerdo escrito de los términos y condiciones, que indique claramente su paquete de remuneración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *