Como Pedir Un Aumento De Salario A Su Jefe. 8 Estrategias Para Negociar El Sueldo.

Como hacemos para pedir un tan merecido aumento de salario a ese jefe que tanto nos estreza la vida. No hay nadie en este mundo que en un momento u otro no se dijera a sí mismo: “¡Ahora es cuándo! Tengo que pedir un aumento de sueldo”. Pero muy pocos realmente se mueven a hacerlo. Entre los que sí, muchos se sienten decepcionados por una respuesta negativa. La negación cuando se solicita un aumento de sueldo desanima  e influye totalmente en la calidad del trabajo, al menos al principio.  Estas son 8 estrategias y técnicas que puedes utilizar a la hora de negociar subir tu sueldo y hacerte valer lo que mereces.

¿Cómo pedir un aumento de salario y conseguirlo? Es la pregunta del millón, una pregunta que ha intentado contestar un montón de gente. Algunos acertaron y otros no. Esto de debe a que lamentablemente no hay ninguna respuesta correcta. No hay ningún método garantizado para conseguir un aumento de sueldo.

Cuando usted solicita un trabajo a través de contactos directos y hay competencia, usted puede negociar un aumento de salario más alto porque la empresa en ese momento no tiene a nadie con quien compararlo. Sin embargo, necesitará fuertes capacidades de negociación para lograr un buen sueldo (uno por encima del promedio) de cualquier empleador. Estas habilidades de negociación le ayudarán cuando pida un aumento de sueldo, así:

Subir El Sueldo. Tácticas y estrategias de promoción en el trabajo.


El arte de negociar el sueldo:

aumento de salario o subir el sueldoSi usted es un comprador astuto, sabrá cómo negociar en los mercados de pulgas. Tendrá que regatear para acercar el precio a lo que usted desea pagar por el bien o producto sin alejar al vendedor. Esto es lo que tiene que hacer cuando se pide un aumento de salario  o subir el sueldo también. Sólo que se hace con un poco más de sofisticación. Calcule qué cantidad de aumento le haría feliz. Luego añada un 5-10% más a esa cantidad y preséntesela a su jefe, o gerente de recursos humanos. Explique por qué siente justificado pedir esa cantidad (y para esto usted debe hacer su tarea bien) y luego deje que la rebajen hasta la cantidad que realmente quería en primer lugar. ¡Los dos tendrán una sonrisa en la cara al final!

Diálogo:

Una característica muy importante en el éxito de su solicitud de aumento de salario es el diálogo cara a cara. No envíe un correo electrónico. No envíe una carta. Pida una cita. Es posible que quiera seguir la discusión con una carta de solicitud por correo electrónico o formal, pero esto debe ser después de la discusión. ¿Por qué es importante hablar? Su jefe necesita saber por qué usted está pidiendo un aumento de sueldo, cómo se compara con otros, cuánto se les paga a los otros, la cantidad extra que está ganando, cuáles son los beneficios que le trae a la empresa, etc. Diciéndolo, todo esto se grabará mucho mejor en la mente de su jefe que con cualquier nota escrita. Además podrá defenderse de los comentarios negativos que surjan durante la conversación mucho mejor de lo que podría hacerlo en un papel.

Tenga en cuenta las reglas:

Cada oficina tiene sus propias reglas. Algunos evalúan el desempeño anual y permiten promociones si ese desempeño se destaca; algunos evalúan anualmente pero permiten promociones sólo una sola vez en tres o cinco años; y hay otros que sólo permiten las promociones o aumento de salario cuando hay una vacante en la empresa. Incluso sin que haya promociones, habrá algunas reglas de aumento de sueldo también. Esté de acuerdo con las reglas. En caso de que tenga una fecha de evaluación, solicite el aumento antes de la evaluación —no más de 10 días, o se olvidarán completamente de usted.

Insista:

Una vez mi jefe me dijo que “todo el mundo recibe lo que se merece” cuando le solicité un aumento de sueldo para nuestros barrenderos, cuyos sueldos eran lamentables. Expresé mi desacuerdo, pero él se explicó maravillosamente: uno deja de recibir mayores beneficios cuando deja de buscarlos o pedirlos; uno deja de buscarlos o pedirlos cuando cree que tiene los que se merece; si uno cree que se los merece ¡es porque así es! ¡Vaya! ¡Qué lógica! Tiene mucho sentido. Ahora, si usted está metido en un trabajo mal pagado porque en un inicio sólo necesitaba un empleo para pagar las cuentas: bien. Pero no se limite a eso. Pida un aumento de salario, insista en subir el sueldo, demuestre que es digno del aumento aunque haya mala economía o exceso de personal. Y si no lo consigue aquí, vaya a otra parte. Con mucho tacto, pero definitivamente no se conforme con cualquier cosa menos que lo que usted merece.

Sea razonable:

No dé un ultimátum. No chantajee —sin importar con cuánta diplomacia— a su jefe para que le dé el aumento de salario. Cuanto más rápido llegue a un aumento de esta manera, más rápido será despedido a la menor oportunidad. Es de extremo mal gusto amenazar con renunciar si no se le da el aumento, por ejemplo, justo antes de la junta anual cuando debe entregar todos los informes. Usted puede obtener el aumento, ya que su jefe se ve obligado a dárselo, pero él/ella no va a olvidar esto fácilmente.

Dé alternativas:

Un aumento de salario puede no siempre ser en efectivo. Podría hacerse en forma de unas vacaciones pagadas, o un contrato de arrendamiento, o un automóvil de empresa, gastos de movilidad, y así sucesivamente. Asegúrese de tener alternativas en mente cuando vaya a pedir un aumento, como por ejemplo: “Jefe, entiendo que no puede aumentar mi salario de inmediato, pero si se me permite vivir en los barrios de la empresa éste será un buen incentivo para mí por el momento”. Aprenda a dar alternativas con mucho tacto y adecuadas a sus necesidades y a la capacidad de su empresa. Por ejemplo, si los barrios son sólo para los profesores y usted es del personal no docente, pedir un barrio sin duda resultará en una respuesta negativa. Pida lo que es factible y no ponga un precedente para la empresa.

Pida observaciones:

Si todo falla, no salga furioso de la oficina del jefe ni se enfurruñe. Pídale observaciones a su jefe. Averigüe lo que se necesita, en términos de cualificaciones y trabajo, para calificar para el aumento de salario que desea. Saber lo que se necesita hace la tarea más fácil ya que le ayudará a planificar.

Plan para el aumento salarial:

Una vez que usted haya recibido la respuesta y sepa más o menos lo que el jefe necesita de usted para darle el aumento de salario que pidió, haga un plan —un plan realista— por el que usted mejore de manera constante y visible (para su jefe) en el curso de seis meses a un año. A continuación, reanude las negociaciones. Su jefe apreciará su solicitud profesional.

Agradezca profusamente:

Cuando se logre el objetivo de un aumento de salario, haga que su jefe se sienta muy bien al respecto. Agradézcale genuina y adecuadamente, es decir, en persona, tan pronto como se entere de la confirmación del aumento. Un agradecimiento nítido y genuino ofrecido a tiempo avanzará un largo camino en la consecución de un siguiente aumento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *